domingo, 7 de febrero de 2016

Un día en Ayamonte. ¿Que hacer, que ver y donde comer en Ayamonte?

El encanto de Ayamonte

El encanto de Ayamonte


En nuestras pasadas vacaciones de verano, decidimos desplazarnos a una zona que, aunque ya la conocíamos por algún que otro viaje puntual, era para nosotros la gran olvidada: Andalucía.
Es cierto que habíamos estado visitando Sevilla, Málaga o Cádiz, pero echábamos de menos visitar pueblos con encanto como Isla Cristina, Puerto de Santa María, Chiclana, Jerez, Ayamonte o tantos otros.
Andalucía da pie a perderte por sus pueblos, a disfrutarlos, a vivirlos.
Situación de Ayamonte
Hoy os contamos nuestra visita a Ayamonte, lugar que nos impresionó por su encanto, su cultura y su comida.

Situación de Ayamonte

Situado en la desembocadura del Río Guadiana que hace frontera con Portugal, Ayamonte es un municipio con una población de casi 20.000 habitantes perteneciente a la provincia de Huelva.
Ubicado en el Estuario del Río Guadiana, Ayamonte es un pueblo marinero, y su gastronomía descansa sobre los excelentes productos que el mar nos ofrece en esta zona.

Gastronomía de Ayamonte

Si pasas unos días en el pueblo, has de probar entre otros:
Atun a la Ayamontina, la famosa gamba blanca de Huelva, Pescaitos fritos, raya en pimentón o la mojama de atún.
Coca de Ayamonte, postre típico de Ayamonte
En cuanto a sus postres, me llamó mucho la atención su "coca de Ayamonte" una especie de tarta de almendra con cabello de angel y una masa deliciosa.
En muchos bares y confiterías del centro del pueblo puedes conseguir una ración de este manjar, aunque he de avisaros, que es un postre muy,muy dulce, con lo cual no va a gustarle a todo el mundo, pero en mi caso que soy goloso con avaricia, me parece una delicatessen de la zona, y en mi estadía en el pueblo de Ayamonte, cayeron varias raciones de su popular postre denominado "coca".

¿Donde aparcar en Ayamonte?

A nuestra llegada al pueblo, dimos toda una vuelta por sus calles y encontramos aparcamiento de manera bastante sencilla (era septiembre) en el entorno de la desembocadura del río Guadiana.
Zona azul, razón por la cual has de rascarte unos eurillos para dejar el coche y estar pendiente de reponer el ticket si estás más de unas horas.
Tras recorrer un tramo de la desembocadura, visitar la zona del puerto de Ayamonte, ver los barcos a lo largo del río, nos metimos a callejear un poco por la ciudad.

Callejeando por Ayamonte

Ayamonte es una maravilla para pasear, un montón de calles entrecruzadas, la mayoría peatonales y con mucho comercio y vida.
La llamada "ciudad de la luz" es una mezcla de culturas que han dejado su huella en la ciudad.
Por su ubicación en la desembocadura del Guadiana existen vestigios de muchos pueblos y culturas.
Pasear por sus calles descubriendo esquinas, iglesias, plazas, tomando una caña en una de sus muchas terrazas, es un placer para los sentidos.
Todo paseo por Ayamonte debe llevarte finalmente a la plaza del ayuntamiento también denominada Plaza de la Laguna.
Su historia es muy curiosa y comenzó cuando al expandirse el casco urbano de Ayamonte, e ir ganando espacio al mar, en esa zona quedó una laguna.
Esta laguna que fue rellenada y dió lugar a lo que hoy es la zona del Ayuntamiento de Ayamonte. Por esta antigua laguna surge el nombre actual de esta plaza, Plaza de La Laguna.
Muy curiosos y bonitos sus bancos azulejados muy al estilo portugués y una reproducción en azulejo del cuadro de Sorolla "Ayamonte".
La plaza realmente tiene su encanto, sentarte en uno de sus bancos, observar las 23 palmeras que franquean la plaza, tomar algo en una terraza.
Disfrutar del encanto de Ayamonte, un sitio que nos ha sorprendido y al que esperamos volver y explorar todos sus rincones.