viernes, 24 de junio de 2016

Ponte de Lima un estupendo lugar donde perderse un fin de semana

Escudo de Ponte de Lima

Ponte de Lima un lugar auténtico donde disfrutar del paseo, la gastronomía y la historia de Portugal


Habíamos pasado muchas veces por Ponte de Lima, en alguna ocasión hasta habíamos parado en el entorno, pero realmente es una ciudad que merece una visita de fin de semana como la que le dedicamos recientemente.
Conocida entre otras cosas por las canteras de piedra natural que existen en sus inmediaciones, esto fue lo que nos movió a visitar esta villa medieval portuguesa.
Puente romano de Ponte de Lima
Una visita a sus canteras donde hay multitud de talleres de piedra que realizan auténticas obras de arte en piedra natural y como no, el disfrute de su gastronomía y de su precioso entorno.

El desayuno al entrar en Portugal. "Flor das Cereixas"

En nuestro caso, entramos en Portugal a través del Puente Internacional de Tui, por la AP9 (Autopistas del Atlántico).
Tras dejar atrás Valenca do Miño en la frontera entre España y Portugal, a tan solo un puñado de kilómetros paramos a desayunar en una cafetería confitería de estas que están tan de moda en Portugal y que elaboran ellas de manera artesana todos los pasteles y bollería, se llama Flor das Cereixas y puedes encontrarla a unos kilómetros de la frontera siguiendo la carretera vieja hacia Vilanova da Cerveira. 
Sus pasteles, bollería y croissants son siempre frescos y deliciosos, por mucho que vayamos a Portugal, el primer café y los primeros dulces siempre caen en esta parada. Recomendadísimo el sitio.

Barbacoas de piedra en Portugal

Como llegar a Ponte de Lima

Tras el copioso y rico desayuno, nos dirigimos a conocer los talleres artesanos de piedra que se
encuentran muy próximos a Ponte de Lima y en las carreteras adyacentes.
La idea era ver unas barbacoas de piedra que en este entorno elaboran de las que abundan en los numerosos talleres de piedra que abundan en la carretera que va a Ponte de Lima y a Paredes de Coura.
A unos kilómetros de la frontera, unos kilómetros antes de donde paramos a desayunar, está la carretera que te lleva hacia Ponte de Lima. Hay formas más rápidas de llegar por autovía o autopista, pero queríamos ir por esta carretera en la que se encuentran múltiples talleres y fábricas de piedra.
La carretera llena de curvas serpentea  a lo largo de treinta y tantos kilómetros dando la sensación de que es más lejos de lo que los kilómetros indican, pero después de un par de paradas para ver lo que pretendíamos, llegamos a Ponte de Lima.

Leyenda del Rio Lethes

Aparcar en Ponte de Lima

Para aparcar en Ponte de Lima, lo mejor es dirigirse a la zona del río, al lado del puente Romano que cruza el río Lima y que da nombre a la ciudad. Allí se encuentran varias grandes explanadas de aparcamiento gratuíto.
Está todo muy cerca para dar un paseo por la ciudad, para atravesar el puente y visitar los jardines que hay en la otra margen del río, o para degustar alguno de los exquisitos platos que se preparan en la hostelería de Ponte de Lima.
Justo a la vera del puente y nada más aparcar, podemos ver los restos de un monolito romano y una legión de soldados romanos atravesando el río.
Esto hace referencia a una famosa leyenda de la zona , "la leyenda del rio Lethes".
Se cuenta que el general romano Decio Juno Bruto llegó a las márgenes del río Lima con su legión de soldados, quienes maravillados por el entorno. la tranquilidad y la pureza de sus aguas, se creyeron que estaban ante el río Lethes, el río del olvido. Dice la leyenda que quién cruzase este río perdería su memoria por completo y nunca recordaría ni a su familia, ni su patria.
El general buscó un sitio por donde cruzar de manera segura el río y desde el otro margen llamó uno por uno a sus hombres por su nombre,demostrando que no había perdido la memoria y echando por
Vino verde Adega Ponte de Lima
tierra la leyenda.

De aperitivos por Ponte de Lima

Tras llegar y dar un pequeño paseo por la zona vieja, llegamos a una pequeña plaza donde las terrazas y el estupendo día invitaban a descansar un rato tomando un aperitivo.
Algún que otro vermut y un vino verde blanco de la tierra refrescaron nuestros gaznates.
Adega Ponte de Lima como no podía ser de otra manera...

¿Donde comer en Ponte de Lima?

Tras un paseo por la zona antigua de la ciudad que destaca por un pequeño y bonito casco antiguo, nos dispusimos a buscar un restaurante donde comer. Entre los más valorados se encontraba "Taberna a Vaca das Cordas", un pequeño local de clara inspiración taurina y muy famoso en Ponte de Lima por llevar muchos años con una excelente cocina.
Taberna a Vaca das Cordas
Pedimos una tabla de quesos portugueses y el bacalao de la casa todo ello estupendo de sabor.
En el caso del bacalao con una preparación totalmente distinta a las que había probado en Portugal. pero igualmente delicioso.
De postre tomamos otra especialidad de la casa, una tarta de limón que es una delicatessen.
Todo ello bien regado con un par de botellas de vino Douro.
La relación calidad precio fue correcta con un precio cercano a los 26-28 euros por persona.

Tras la comida ... Un paseo por Ponte de Lima

Como su propio nombre indica, una de los monumentos más importantes de Ponte de Lima es su puente romano que podemos ver en una de las primeras fotos de este artículo.
Un paseo atravesándolo y viendo la vegetación del río, sus peces, ranas, etc , es de lo más relajante.
Al otro margen del río una iglesia y un estupendo paseo donde estirar las piernas y quemar las calorías de una comida deliciosa y una buena manera de terminar un día en el que hicimos muchas cosas y descansamos de lo lindo.

Un saludo

miércoles, 11 de mayo de 2016

Una visita gastronomica y enológica a Toro, la tierra de los grandes vinos

Plaza Mayor de Toro, llena de terrazas donde tomar un buen vino. Colegiata Mayor al fondo

Grandes vinos y grandes quesos en Toro, un paraíso gastronómico


Desde hace ya algunos años, mis destinos turísticos para pasar unos días, suelen tener mucho que ver con los lugares de buen comer o de buen beber. Ya se sabe... con la edad uno empieza a preferir estos pequeños placeres para unas buenas vacaciones.
Uno de los lugares que hacía tiempo quería visitar debido a la sobrada fama de sus vinos, era la localidad de Toro.
Toro es una localidad zamorana histórica y monumental.
Se encuentra situada a unos 40 kilómetros de Zamora y en plena vega del río Duero.
Tuvo una importancia especial entre los siglos XII y XVI debido a que fue sede real y lugar de celebración de Cortes.
Toro. Tienda delicatessen donde venden vinos DO Toro
Entre otras cosas, Toro es muy famosa por la calidad de sus vinos, que presumen de ser potentes, con mucho sabor y de gran calidad.
El río Duero marca fuertemente el territorio de Toro, pues atraviesa totalmente el municipio desde el este al oeste. 
Su principal cultivo es la vid y es de aquí de donde salen esos estupendos vinos que nos dispusimos a degustar al llegar. 
Pese a encontrarse en la ribera del Duero, toda esta zona está amparada en una denominación de origen propia, la denominación de origen Toro.
Nada más llegar, se aprecia la cultura del vino
Existen multitud de tiendas delicatessen y pequeñas vinotecas donde el vino es la gran estrella.
Y eso que nos encontramos ante un municipio cabeza de comarca con unos 9000 habitantes tan solo.
Torre del Reloj de Toro vista desde la Plaza Mayor de Toro
En el entorno existen innumerables pequeñas bodegas donde se produce este manjar que es el vino de toro. 
Contabilizamos más de 50 de las que un puñado se encuentran en pleno núcleo urbano.

¿Donde Aparcar en Toro?


En nuestro caso, nada más llegar a Toro, conseguimos aparcar nuestro coche (con un poco de suerte todo hay que decirlo), muy cerca del casco histórico y en la plaza donde se encuentra la Torre del Reloj, bajo la cual entras al casco antiguo de Toro.
A la derecha puede verse la preciosa torre construida en el 1738 sobre los cimientos de la puerta del mercado de Toro. Su altura ronda los 20 metros.
Una vez atravesado el arco que puede apreciarse al fondo, nos espera una calle comercial llena de terrazas y hostelería.

¿Que hacer en Toro?


Un paraíso del vino. Cada vino lleva asociada su tapa con un queso, un trozo de cecina,..., todo muy
El museo del Vino en la Plaza Mayor de Toro
típico y de gran calidad. Exquisito.
Ya en la Plaza Mayor de Toro, un local que nos llamó la atención fue "El Museo del Vino Carpe Diem".
Pese a su nombre, es un negocio de venta de vinos donde tienen una sala con las principales bodegas de Toro, junto con sus vinos.
La bodega que lo regenta se llama Divina Proporción y es una de las más pujantes en el panorama del vino de Toro.
Algunos de sus vinos como Abracadabra, Madre Mía o 24 Mozas.
Lo ideal y lo que realizamos, probar uno de los vinos que nos sugieren, y tomar el pincho que acompañan, un vistazo a todo el salón y unas fotos a las múltiples bodegas y vinos que allí se exponen.
En este local, además de los vinos, existen unas raciones que sorprenden por su abundancia y precio comedido.
Como ejemplo, un plato de queso de Toro 6€, un plato de cecina 5€, plato de jamón 8€ ... y así multitud de tapas. Si te dejas, sales de allí comido y con un contento especial debido a tan rico vino...

Restaurantes en la Plaza Mayor de Toro

¿Donde Comer en Toro?

Pese a que se puede comer perfectamente de tapas y vinos por los locales de la Plaza Mayor, nosotros escogimos una tapería que se encuentra frente al museo que antes detallamos. Nuestro menú fue el antes comentado, quesos típicos de Zamora y Toro y cecina castellana. Todo ello regado con una botella de Románico (Vino de Toro).

Colegiata de Santa María La Mayor en Toro

¿Que visitar en Toro?

Entre las múltiples visitas que puedes realizar en Toro, nosotros en la tarde escogimos dos:
* Visita a la Colegiata de Santa María la Mayor de Toro
* Visita a la Bodega Rejadorada

La Colegiata de Toro


En cuanto a la Colegiata comentar que su visita es obligada. Es la principal actividad turística en este municipio, dado que es su más importante monumento histórico.
De estilo románico e inspirada en la catedral de Zamora fue construida en el siglo XII.
Portico de la Majestad de la Colegiata de Toro
Aunque solo realizamos una visita por el exterior, su Pórtico de la Majestad es muy famoso por el detalle de sus esculturas y por ser el único que conserva su policromía original.
Su estado de conservación envidiable,y la panorámica que ofrece sobre el río Duero que discurre por el valle a sus pies es sencillamente impresionante.

Bodegas Rejadorada

La escogimos por encontrarse en pleno casco urbano de Toro, en una de las calles paralelas que salen desde la zona de la Colegiata.
Está ubicada en un palacete del Siglo XV, el palacio de Rejadorada. Su bodega se encuentra desde
2003 en San Román de Hornija, Valladolid.
En el centro de Toro tienen una tienda de vinos y un museo enológico muy curioso de ver por estar buena parte de el soterrado entre las cimentaciones del palacio.
De la tienda nos llevamos una caja con tres de sus vinos más representativos, Rejadorada Roble, Novellum crianza y Sango Vino de Alta Expresión. Excelentes sin duda repetiría su compra.

¿Donde dormir en Toro?

En nuestro caso hicimos noche en Zamora que se encuentra a escasos 40 km de Toro.
Por proximidad y por su buena ubicación, nos llamó la atención un hotel que se encuentra justo al lado de la Colegiata. (Hotel Juan II de ***).
Metido en el meollo de la zona histórica de Toro, para no tener que desplazarte tras una tarde noche de vinos.

Y esto fue todo de nuestro día en Toro.
Esperamos que este pequeño resumen os sirva si en alguna ocasión visitáis este bonito pueblo.
Un saludo y buenos viajes.


domingo, 3 de abril de 2016

Visita a Cabo Vidio en Cudillero, Asturias. Como pasar una gran tarde en Cabo Vidio.

Cabo Vidio

Cabo Vidio, una de las grandes atracciones naturales de Asturias muy cerca de Cudillero


Nos dirigíamos a pasar un fin de semana en Asturias... nuestro destino final era Oviedo.
Un festivo estratégicamente bien colocado,ampliaba un día nuestras cortas vacaciones, y estábamos dispuestos a disfrutar a tope nuestros tres días asturianos.
Al poco de entrar en Asturias, se hizo necesaria una corta visita a un pueblo de origen marinero que nos encanta, pese a que actualmente está demasiado orientado ya al turismo: Cudillero.
Fue en este sitio, en una terraza donde surgió la idea de la visita al Cabo Vidio.
Uno de nosotros conocía el encanto de la zona, y tratando de apartarnos de las principales zonas turísticas, optamos por pasar el día en ese bonito lugar.
Tras el café en Cudillero, nos dispusimos a pocos kilómetros de ese lugar a hacer la visita y conocer ese privilegiado entorno.
Faro Vidio en Oviñana

¿Que hacer en cabo Vidio?

El paseo y el senderismo es lo más destacado de este lugar.
En pleno mes de junio, llegamos a una gran hora, con el sol en todo lo alto luciendo espléndido y con ganas de patear tan bonito lugar.
Lo primero que se destaca de Cabo Vídio son sus privilegiadas vistas.
En un día despejado, desde este lugar se puede divisar Estaca de Bares (Galicia) y el Cabo de Peñas (Asturias).
Sus acantilados sobre el Mar Cantábrico son otra de sus grandes bellezas.
Restaurante la Cueva en Oviñana
Grandes estructuras graníticas conforman acantilados de una altura próxima a los 80 metros sobre el nivel del mar, un mar brusco y violento que no deja de batir con fuerza contra las rocas.
En medio de la superficie de tierra y con acantilado a ambos lados se encuentra Faro Vidio.
Jardines y terrazas del restaurante La Cueva de Oviñana
Por toda la zona existen senderos por los que puedes dar largos paseos a lo largo de toda la costa apreciando la grandiosidad y el esplendor del furioso Mar Cantábrico y su batir contra estas costas asturianas.

¿Donde comer en el entorno de Cabo Vidio?


A la hora de comer, entre varios de los locales que hay en el entorno, nos decidimos por el Restaurante La Cueva, en Oviñana.
Su exterior es modesto, de casa de campo, pero en su interior guarda unas terrazas y unos jardines espectáculares, donde comer un día de primavera es un verdadero placer.
Tuvimos la suerte de que el tiempo acompañó y la comida, que fue excelente, fue servida entre los jardines y a la sombra de los árboles, la mejor manera de comer en este restaurante.
Los calamares de esta costa, pescados a mano por los pescadores locales, lo mejor del menú.
El precio, dado que no nos privamos de nada (aunque no marisco), y todo servido con sidra, entorno a los 25 euros persona.
Si el tiempo acompaña, os lo recomiendo.
Tras la gran comida, en nuestro caso emprendimos el viaje hacia Oviedo que era nuestro destino para ese fin de semana, aunque un paseo por la tarde entre los acantilados por alguna de esas fantásticas rutas nos hubiese apetecido, dado el gran día que hacía.
Cabo Vidio, un buen lugar para realizar senderismo y con unas de las mejores vistas del Cantábrico de la costa Asturiana.
Si te coincide y tienes un momento, es un gran sitio para visitar, pasear por su entorno y relajarte viendo el mar.